Archivo de la categoría: Incidencia

En Consulta Regional Brasil se lanza Informe del Plan Acción Brasil sobre refugio, asilo, desplazamiento

Del 19 al 20 de febrero se realiza en Brasilia la Consulta de Latinoamérica y el Caribe para el Pacto Global sobre refugiados. En el marco de esta reunión, el Grupo Articulador Regional (GAR-PAB) lanza el informe Plan de Acción de Brasil: Evaluación 2014-2017 que analiza los avances, retos y desafíos en la protección de los derechos para las personas refugiadas, solicitantes de asilo, desplazadas forzadas y apátridas en la región.

CODHES, que hace parte del GAR-PAB, acompaña en Brasilia el lanzamiento del Informe.

BRASILIA – En diciembre de 2014, a raíz de un proceso histórico, 28 países de la región latinoamericana reiteraron su compromiso para mejorar los sistemas de protección internacional mediante el Plan de Acción de Brasil (PAB), un plan a 10 años que define acciones específicas para fortalecer la protección y promover soluciones sostenibles para las personas refugiadas, solicitantes de asilo, desplazadas forzadas y apátridas en la región.

Hoy, el Grupo Articulador Regional (GAR-PAB) lanza el informe Plan de Acción de Brasil: Evaluación 2014-2017 con el objetivo de analizar los avances, retos y desafíos en la protección de los derechos de estos grupos. El informe se lanza en el primer día de la Reunión de Consulta de Latinoamérica y el Caribe para el Pacto Global sobre Refugiados en Brasilia este 19 y 20 de enero, la cual se realiza para evaluar los resultados obtenidos de la implementación del PAB y consolidar las contribuciones de la región al Pacto Global.

“Para las organizaciones que formamos el Grupo Articulador Regional, estamos ante la gran oportunidad que representa el renovado interés global en el tema de asilo y apostamos a que la situación y reconstrucción de la vida de las personas refugiadas, formen verdaderamente parte de una política pública internacional y de un interés genuino por parte de los gobiernos de nuestra región.” indica Nancy Pérez, Directora General de Sin Fronteras I.A.P, miembro del GAR-PAB.

En los tres años que evalúa el informe, se ha observado un aumento exponencial de los flujos de personas que salen de sus países para huir de la violencia, desastres naturales, conflictos internos, y crisis políticos y económicos. Por ejemplo, se estima que los emigrantes venezolanos en la región ya sumaron alrededor de 2,5 millones hasta finales del 2017, mientras que el número de aquellos provenientes del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador), hasta 2015, se elevó a 3,1 millones.

El informe se divide en los programas enumerados en el PAB y describe los desafíos, buenas prácticas, y recomendaciones para avanzar en cada área del plan.
“Buscamos continuar el trabajo conjunto entre las organizaciones, gobiernos y organismos internacionales para asegurar la protección de los derechos humanos de los cientos de miles de personas que actualmente están movilizando en nuestra región,” resalta Rosita Milesi, Directora del Instituto Migrações e Direitos Humanos, miembro de GAR-PAB.
El informe completo, Plan de Acción de Brasil: Evaluación 2014-2017, se puede encontrar en el sitio web del GAR-PAB: http://www.gar-pab.org

Sobre el GAR-PAB: El GAR-PAB reúne a más de 50 organizaciones de la sociedad civil de las Américas, expertas y claves en temáticas relacionadas con protección internacional en la región. El grupo actúa como un interlocutor en los procesos de construcción de políticas al nivel nacional y regional, a partir de un trabajo colaborativo con organizaciones miembros, organizaciones internacionales y con los gobiernos de
los países de la región.
Contacto de medios:
Lizeth Lema
Gestora de Políticas y Redes en América Latina | Asylum Access
liz.lema@asylumaccess.org | +593 2 2546670
Asylum Access es una organización miembro del Grupo Articulador Regional.

DESCARGUE EL COMUNICADO DEL GAR-PAB Aquí

La Comisión de la Verdad frente a las víctimas de Desplazamiento Forzado

De acuerdo con la información del Registro Único de Víctimas, entre 1985 y 2017, de cada 10 víctimas registradas, 9 son víctimas de desplazamiento forzado. Es decir, de los 8.5 millones de víctimas en el país, casi el 90% son víctimas de desplazamiento. De éstas, más del 66% de corresponden a niños, niñas y adolescentes, siendo la mayoría de zonas rurales que huyeron por causas asociadas al conflicto armado. La magnitud del desplazamiento forzado constituye una crisis humanitaria de carácter estructural y supone un tremendo desafío para superar la victimización por esta causa.

Luego de la firma del Acuerdo de Paz, ese desafío se traslada -entre otras- a una de las instancias transicionales de mayor trascendencia para las víctimas como es la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición (CEV). La CEV, creada mediante el Acto Legislativo 01 de 2017 y organizada mediante el Decreto Ley 588 de 2017, tiene el encargo de contribuir a la satisfacción de la verdad en un decisivo proceso de transición hacia la paz.

Sobre la Verdad del desplazamiento forzado en Colombia, una encuesta de la Comisión de Seguimiento para la Corte Constitucional en 2010, reveló que el 91% de la población desplazada desconoce la situación de los responsables de su desplazamiento y el 53% de los grupos familiares desplazados cree que en Colombia nunca se va a conocer la Verdad. A pesar de ello, el 75,5% de la población desplazada considera considera el esclarecimiento y conocimiento de la Verdad sobre lo sucedido, como una de las formas de reparación de preferencia.

Así las cosas, la CEV se enfrenta a retos significativos de implementación desde la perspectiva de la participación de las víctimas de desplazamiento forzado en su labor de esclarecimiento. En este sentido, la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, CODHES, ha elaborado un documento que recoge varias recomendaciones con el propósito de aportar a la centralidad a las víctimas dentro del mandato de la CEV, con especial énfasis en las víctimas de desplazamiento forzado.

El documento aborda la Verdad como un derecho fundamental; el mandato de la CEV en una perspectiva comparada; el contexto de trabajo de la Comisión; la responsabilidad colectiva; la participación de las víctimas desplazadas en la CEV y revisa los retos y perspectivas de coordinación entre la CEV y la JEP.  Descargue el documento aquí: la CEV y el Desplazamiento Forzado.

Algunas de las recomendaciones del documento tienen que ver con el alistamiento de la CEV para:

  • Ampliar las fuentes de esclarecimiento: la CEV debe buscar la comparecencia más amplia de las víctimas y no sucumbir ante el mero uso de fuentes documentales.
  • Evaluación previa del deber estatal de conservación de archivos: esto a efectos de determinar el papel del Estado en el ocultamiento o apertura de elementos que permitan una explicación amplia sobre el conflicto armado.
  • Adopción de estrategias de escucha amplia de las víctimas: adoptar mecanismos de recepción de versiones públicas e incentivar versiones colectivas de las víctimas.
  • Solicitud de documentos a particulares: utilizar mecanismos de convocatoria a particulares como los establecidos en el Art. 13.3 del Decreto Ley 588 de 2017.
  • Levantamiento de iurej de la reserva sobre los documentos y archivos– sobre violaciones de derechos humanos.
  • Inspecciones directas a archivos sobre derechos humanos en instituciones militares, de inteligencia y defensa nacional.
  • Uso moderado de informes previos sobre violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario.
  • Consultas abiertas y públicas con las víctimas.
  • Pedagogía previa sobre el alcance de la CEV y evitar confusiones o la construcción de falsas expectativas.
  • Incluir mecanismos de divulgación comunitaria para facilitar la comparecencia de mujeres víctimas.
  • Identificación previa del universo de víctimas.
  • Adelantar alianzas estratégicas con academia, centros de nemoria, organizaciones de derechos humanos, medios de comunicación para propiciar la participación de las víctimas.
  • Difundir las audiencias públicas de la manera más masiva posible.
  • Construcción de metodologías específicas de reconciliación: encuentros entre víctimas y victimarios, que faciliten la reconciliación y la convivencia, con actos de reconocimiento de responsabilidad y perdón.
  • Fortalecimiento a organizaciones de víctimas.
  • Recolección de relatos con diversos criterios como perfiles poblacionales, diversas temporalidades de la victimización, enfoques de género y étnico.
  • Eventos temáticos que permitan la mejor atención posible a las víctimas.
  • Mecanismos de exigibilidad como veedurías y mecanismos de interlocución.
  • Medidas especiales para víctimas en el exterior.

Descargue el documento aquí: la CEV y el Desplazamiento Forzado.

Más información:  prensacodhes@gmail.com Cel. 3016463545

Pacto Global ¿Para dónde van los temas de migración y refugio en Colombia?

Los próximos 31 de enero y 1 de febrero se llevará a cabo en Bogotá la Conferencia Colombia en El Pacto Global para personas migrantes y refugiadas 2018. El objetivo central de la Conferencia es dialogar en torno a los principales desafíos en materia migratoria y sistema de refugio en Colombia, con miras a aportar al Pacto Global 2018, identificando los principales avances y retos del país, contribuyendo con recomendaciones y propuestas de estrategias y acciones concretas garantes de los derechos de los refugiados y migrantes en el contexto de construcción de paz.

La Conferencia es liderada por diversas organizaciones entre las que está la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, CODHES y se realizará en el Auditorio Acta de la Independencia de la Universidad Santo Tomás Carrera 9 #63-28.

SIGA LA TRANSMISIÓN EN VIVO POR FACEBOOK LIVE

AGENDA CONFERENCIA COLOMBIA EN EL PACTO GLOBAL DE MIGRANTES Y REFUGIADOS 2018

COLOMBIA EN EL PACTO GLOBAL DE MIGRANTES Y REFUGIADOS 2018

EL  PACTO GLOBAL

La Asamblea General de las Naciones Unidas suscribió en el año 2016 la Declaración política de New York para los Refugiados y los Migrantes, en donde los Jefes de Estado y de Gobierno y  altos representantes adquirieron una serie de compromisos en relación a la protección de los derechos humanos y libertades fundamentales de los refugiados y migrantes. La Declaración de Nueva York establece un nuevo enfoque para responder a las necesidades de los migrantes y refugiados, a través del Marco de Respuesta Integral para los Refugiados que prevé una respuesta más amplia, predecible y sostenible, basada en los principios de la solidaridad, la cooperación internacional y la responsabilidad compartida. Asimismo, asumieron la responsabilidad de aprobar un PACTO MUNDIAL para una migración segura, ordenada y regular, y sobre la situación de refugiados, sobre la base del marco de respuesta integral, en 2018.

De cara a los pactos globales 2018, el Papa Francisco y la Sección de Migrantes y Refugiados del Vaticano han construido 20 puntos de acción, haciendo un llamado a: acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes, los refugiados y las víctimas de la trata de personas, resaltando a los migrantes y refugiados como hombres y mujeres que buscan la paz.

Así las cosas, la Conferencia Colombia En El Pacto Global de Migrantes y Refugiados 2018 se constituye como un gran aporte de la sociedad civil hacia los Estados de acogida de población refugiada colombiana, la comunidad internacional y hacia el Estado Colombiano, con el propósito de cooperar hacia la consolidación de la paz de Colombia desde la participación activa de la población desplazada transfronteriza, exiliada y refugiada y desde la implementación de políticas garantistas de los derechos de personas migrantes y en necesidad de protección internacional. El Pacto Global de 2018 es una oportunidad para que Colombia, un país que busca la consolidación de la paz, se posicione como una “buena práctica” para América Latina y el mundo, en materia de garantías de derechos de las personas refugiadas y migrantes.

COLOMBIA: UNA MIRADA FRENTE AL REFUGIO Y LAS MIGRACIONES

Frente al refugio y las migraciones, actualmente Colombia tiene tres marcos de responsabilidades: 1. Respecto a población colombiana refugiada, exiliada y víctima en el exterior; 2. Respecto a las personas en necesidad y/o condición de protección internacional en Colombia y migrantes en busca de acogida; y 3. Respecto a Migrantes en tránsito. Desde un enfoque de derechos, el Estado colombiano tiene cada día mayores retos, pues no es solo un país expulsor por el conflicto armado, sino también receptor de migrantes y refugiados, provenientes de múltiples países; en la actualidad especialmente de Venezuela.

Colombia ha sido históricamente un país más expulsor que receptor de personas refugiadas y migrantes, situación que ha venido transformándose gradualmente.  Además de los más de 8 millones de víctimas que ha producido el conflicto armado interno, entre ellas más de 7 millones de desplazados forzados internos, más de 550.000 colombianos y colombianas han buscado refugio por el mundo a causa de dicho conflicto. “Siguiendo las estadísticas históricas oficiales del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados- ACNUR, que dan cuenta de la población en necesidad o condición de protección internacional año a año, se puede afirmar que más de medio millón de colombianos han buscado refugio en el mundo. Estas señalan que en el año 2016 había 311.062 y en 2015, 340.240 personas refugiadas o en situación similar al refugio de nacionalidad colombiana y en el año 2007 eran más de 550.000”[1].

De otro lado, en relación al sistema de refugio en Colombia, en los últimos 10 años, según cifras de ACNUR en Colombia, “al menos 2.263 personas extranjeras han solicitado refugio en el país, mientras según el Migración Colombia Nacional, entre 2014 y 2016 fueron 2.877 personas las que iniciaron la solicitud. Desde el año 2006 hasta mitad de año del 2016, Colombia ha otorgado a 139 personas el estatus de refugio, según datos de ACNUR Colombia. Siguiendo las estadísticas de Global Trends, a finales del año 2016, en Colombia residían 258 personas refugiados y en situación similar al refugio[2].

En relación a la migración hacia Colombia, la principal en términos de magnitud es la venezolana. Aunque no se cuenta con cifras certeras de la población que reside en el país o ingresa, dado que buena parte lo hace pasos informales, Migración Colombia indica que al final del año 2016, 378.965 ciudadanos venezolanos habían ingresado a Colombia y 311.252 nacionales de éste país, habían abandonado el territorio nacional. En el 2017, la migración pendular registra un promedio de ingresos diarios de cerca de 36 mil ciudadanos venezolanos y de salidas de casi 34 mil”[3].

Para abordar el sistema de asilo, es necesario referenciar que en el año 2014 los Estados de la región, entre ellos Colombia, suscribieron la Declaración y el Plan de Acción de Brasil sobre desplazamiento, refugio y apatridia, comprometiéndose a realizar una revisión trianual de los avances del PAB. De cara al balance de los tres primeros años de implementación del PAB, cobra especial relevancia analizar los avances del Estado colombiano en la materia, de manera particular los programas Asilo de calidad; Fronteras solidarias y seguras; Repatriación voluntaria; Integración local y erradicación de la apatridia.

________________________

[1] Codhes (2017) Víctimas en el Exterior, población exiliada y refugiada. Papeles para la Incidencia No.10.

[2] En relación con el número de personas colombianas en esta situación, resulta una cifra mínima, dado los 340.240 colombianos refugiados y en situación similar al refugio en diferentes países del mundo, para la misma fecha. Sin embargo, esto guarda coherencia con el principio de si Colombia no tiene la capacidad de proteger a sus ciudadanos y ciudadanas en el territorio nacional, cómo sería posible que pudiera proteger a otros ciudadanos y ciudadanas.

[3] Migración Colombia, 2017. Radiografía de Venezolanos en Colombia. http://www.migracioncolombia.gov.co/index.php/es/prensa/multimedia/5199-radiografia-de-venezolanos-en-colombia

Convocatorias Programa De Participación Y Reparación Colectiva

El Programa de Participación y Reparación Colectiva de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento CODHES, invita a participar en sus convocatorias en el tema de Reparación Colectiva, así:

1. Convocatoria para el Fortalecimiento de Redes de Organizaciones de Víctimas para su incidencia en Política Pública en Buenaventura ATENCIÓN AMPLIACIÓN DE PLAZOS

2. Convocatoria para el Fortalecimiento de Redes de Organizaciones de Víctimas para su incidencia en Política Pública en  La Costa Norte (Cartaena, Carmen de Bolívar, Ovejas, Sincelejo, Santa Marta y Chibolo) CONVOCATORIA REABIERTA

3. Convocatoria para el Fortalecimiento de Redes de Organizaciones de Víctimas para su Incidencia en Política Pública en Meta Y Guaviare (Villavicencio, Puerto López y San José del Guaviare) CONVOCATORIA REABIERTA

4. Convocatoria para el Fortalecimiento de Redes de Organizaciones de Víctimas para su incidencia en Política Pública en Tolima (Chaparral, Ataco y Planadas) ATENCIÓN AMPLIACIÓN DE PLAZOS

5. Convocatoria para el Desarrollo de un Proyecto de Asesoría Jurídica en la Costa Norte (Santa Marta y Chibolo) CONVOCATORIA REABIERTA

6. Convocatoria para el Desarrollo de un Proyecto de Asesoría Jurídica en la Costa Norte (Cartagena, ovejas, Sincelejo Cármen de Bolívar) CONVOCATORIA REABIERTA

7. Convocatoria para el Fortalecimiento de la capacidad de las víctimas y sus organizaciones para incidir en la adaptación  de la Normativa relacionada con el respeto y la garantía  de los Derechos de las Víctimas a lo establecido en los Acuerdos de Paz

8. Convocatoria para el Desarrollo de un Proyecto de Asesoría Jurídica a las víctimas en Sur del Tolima (Chaparral, Ataco y Planadas)