6 comunidades indígenas y 1 comunidad afrodescendiente confinadas por violencia en Bajo Baudó, Chocó

6 comunidades indígenas Embera y Wounnan y una comunidad afrodescendientes son reportadas en confinamiento de acuerdo al último reporte de con la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios en Colombia, OCHA. Las restricciones a la movilidad han llevado a un incremento de los casos de desnutrición y suicidio en comunidades indígenas.

Por Prensa CODHES

Un total de 2.963 personas confinadas en la región del Bajo Baudó, Chocó, es el reporte que entregó este miércoles 15 de diciembre la OCHA en Colombia. De acuerdo con la alerta de situación humanitaria, hay 6 comunidades indígenas Embera y Wounnan confinadas, así como 1 comunidad afrodescendiente desplazada y confinada.

En días pasados, un reporte de la misma Oficina, acerca de la situación de desplazamiento hasta octubre de 2021, mostraba en los eventos de desplazamiento y las víctimas se han incrementado con respecto al 2020. El Informe presentado muestra que cerca de 64.800 personas se desplazaron en 136 eventos masivos. Este dato representa un incremento del 198% de los desplazamientos en comparación con el mismo periodo de 2020.

En el caso del Chocó, la situación es crítica: del total de reportes recibidos entre enero y octubre de este año, «51.400 personas fueron forzadas a confinarse ante la presencia y accionar armado de los grupos armados no estatales, especialmente en Chocó. De este total, más de 38.400 personas indígenas y 9.900 afrocolombianos han sido confinados por acciones de grupos armados no estatales. El departamento de Chocó requiere especial atención dado que reporta más del 65% de las personas víctimas de confinamiento a nivel nacional. Especialmente en Bojayá, Alto, Medio y Bajo Baudó de manera recurrente», señala el Informe de OCHA.

Tan sólo en 2021, en el Bajo Baudó se han reportado dos grandes confinamientos a poblaciones. El reporte de ayer señala la preocupación que han causado las restricciones a la movilidad prolongadas, que están llevando a un incremento de los casos de desnutrición y de intentos u ocurrencia de suicidios, particularmente éstos últimos, en mujeres y jóvenes indígenas.

En la zona también se presenta una doble afectación debido a las lluvias que han dejado más de 8 mil personas en una grave situación. Para la última semana de noviembre, de acuerdo con el alcalde de Bajo Baudó, Hermenegildo González, hubo un desplazamiento de al menos 200 personas que huían de combates entre el ELN y el ‘Clan del Golfo’. VEA EL REPORTE DE OCHA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s