¿Hacia dónde va la reparación colectiva a las víctimas?

A tan sólo 3 años de que concluya la vigencia de la Ley de Víctimas, la reparación para víctimas colectivas no ha tenido grandes avances. De un total de 617 sujetos inscritos en el registro de sujetos de reparación colectiva a enero de 2018, solo 127 cuentan con un Plan Integral de Reparación Colectiva aprobado. Actualmente solo dos sujetos han dado por cumplido su proceso de reparación colectiva.

Por Prensa CODHES

Faltan 3 años para que la Ley 1448 de 2011, conocida también como Ley de Víctimas y Restitución de Tierras finalice su periodo de vigencia. A la fecha no se ha cumplido uno de sus propósitos fundamentales: la reparación integral de las víctimas del conflicto armado que sufrieron daños individuales y colectivos. Para el caso de las víctimas sujetos de reparación colectiva el panorama no es alentador. De un total de 617 sujetos colectivos inscritos, solo 127 cuentan con Planes Integrales de Reparación Colectiva aprobados y se enfrentan a numerosas barreras para la implementación de los mismos.

Hasta abril del presente año ningún sujeto había finalizado con éxito la ruta administrativa de reparación colectiva. Para el mes de mayo, la Unidad para las Víctimas anunció la culminación de dicha ruta para las comunidades de Guayabal de Toledo, en Cundinamarca, y Pita, en Repelón, Atlántico. Estos casos, sin embargo, corresponden solo al 0,3% del total de sujetos de reparación colectiva, lo cual demuestra un altísimo nivel de atraso en la implementación del programa y en la garantía de derechos a las comunidades, organizaciones y grupos víctimas del conflicto. Tal situación es aún más compleja para los pueblos étnicos que representan el 60% de los sujetos de reparación colectiva. A la fecha, solo 12 sujetos cuentan planes de reparación aprobados, lo que equivale únicamente al 3% del total de sujetos étnicos inscritos y al 9% del total de planes integrales de reparación colectiva en implementación.

A esto hay que sumar que recientemente la Unidad para las Víctimas ha señalado que debe revisar los planes elaborados porque no están adecuadas al daño y son de difícil o imposible cumplimiento. Esta decisión tiene efectos muy fuertes en términos de revictimización, acción con daño y detrimento patrimonial, sin contar que el programa de reparación no ha sido fortalecido como dice el Acuerdo de Paz y no se está garantizando el enfoque reparador en los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial PDET.

Teniendo en cuenta esta situación, entre mayo y junio la Coordinación de Sujetos Nacionales de Reparación Colectiva[1], junto a CODHES y la Universidad Externado de Colombia, realizó el Encuentro nacional de sujetos de reparación colectiva en Bogotá y Santa Marta, encaminado a hacer un balance sobre la implementación de la ruta de reparación, identificar retos y dificultades, reivindicar las apuestas políticas de los sujetos nacionales así como encontrar oportunidades en el marco de implementación del Acuerdo de Paz.

 

DESDE LA SOCIEDAD CIVIL

Consuelo Ahumada, investigadora y docente de la Universidad Externado de Colombia, recordó que la vocación de la reparación colectiva es ser integral y transformadora, lo que supone que los sujetos no vuelvan al estado de vulnerabilidad que tenían cuando ocurrió el daño y que posibilitó que se dieran los hechos victimizantes. Según la investigadora, hay que tener en cuenta que la guerra se da con más fuerza en las regiones más abandonadas por el Estado, como el corredor del Pacífico, donde se concentran los desplazamientos múltiples y masivos en los últimos años.

WhatsApp Image 2018-06-27 at 1.56.31 PM (1)

“La vocación de la reparación colectiva es ser integral y transformadora, lo que supone que los sujetos no vuelvan al estado de vulnerabilidad que tenían cuando ocurrió el daño y que posibilitó que se dieran los hechos victimizantes” Consuelo Ahumada

En el Encuentro, Marcos Oyaga, investigador de CODHES, planteó que el acompañamiento realizado a más de 40 sujetos colectivos en el país permite afirmar que la reparación colectiva no ha tenido efectos transformadores en sus condiciones de vida ni ha logrado reconstruir el tejido social o reactivar proyectos políticos y planes de vida. El efecto reparador es bastante bajo pues las pocas medidas que se implementan se ejecutan de manera desarticulada. Sostuvo además que la reparación colectiva para los sujetos nacionales implica fortalecer las capacidades políticas, recuperar espacios de participación que fueron negados y fortalecer su identidad y potencial organizativo para que puedan incidir en el desarrollo de políticas locales y nacionales que contribuyan a la convivencia, a la no repetición y a la reconciliación.

Entre tanto, Diego Herrera Duque, presidente del Instituto Popular de Capacitación, dijo que para el Estado será difícil cumplir con la reparación colectiva a los sujetos nacionales mientras no se reconozcan sus apuestas políticas y se superen los escenarios de exclusión social y política. Adicionalmente, afirmó que desde el IPC se asumen, dentro del proceso de reparación, como hacedores de historia y hacedores sociales.

Por su parte, Rodrigo Callejas, integrante del sujeto Periodistas y Gloria Gómez de ASFADDES, denunciaron la falta de avances en sus procesos de reparación y la necesidad de articular la reparación colectiva con la implementación de los acuerdos de paz, teniendo como centro a las víctimas.

Luis Emil Sanabria Durán, presidente de la Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra, REDEPAZ, sostuvo que la ley 1448 reconoció el abordaje colectivo a las víctimas, pero su implementación ha privilegiado la reparación individual, sin tener en cuenta la importancia de reparar las afectaciones políticas y colectivas. Además, afirmó que es importante esclarecer las responsabilidades frente a las victimizaciones colectivas y garantizar que la reparación no recaiga solo sobre la Unidad para las Víctimas sino que sea una tarea del Estado como un todo.

WhatsApp Image 2018-06-27 at 1.56.32 PM (1)

“Es importante esclarecer las responsabilidades frente a las victimizaciones colectivas y garantizar que la reparación no recaiga solo sobre la Unidad para las Víctimas sino que sea una tarea del Estado como un todo” Luis Emil Sanabria, REDEPAZ

 

ALGUNAS DE LAS DIFICULTADES PARA CUMPLIR CON LA REPARACIÓN COLECTIVA


Participación efectiva de los sujetos con un enfoque diferencial

Falta de articulación interinstitucional

Problemas de coordinación nación-territorio

Retrasos y dilaciones en el cumplimiento de las medidas y falta de presupuesto adecuado.

 


[1] Espacio en el que confluyen y se articulan los sujetos de reparación con alcance nacional, tales como el movimiento sindical, la Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra Redepaz, el gremio de los periodistas, la Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Negras e Indígenas de Colombia ANMUCIC, el Instituto Popular de Capacitación IPC, la ANUC y ANUC – UR, la Corporación Nuevo Arco Iris, los Organismos de Acción Comunal y la Asociación de Familiares de Detenidos – Desparecidos ASFADDES, entre otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: